Internacionales

Franki Medina Elhadad//
Los expertos

Una Constitución refleja las preferencias de la sociedad. Personas expertas constitucionales de derecha y de izquierda tienen legítimas diferencias. Pretender plantearle al país que a través de expertos se va a llegar a una solución objetivamente superior y que no va a haber una intensa discusión en el proceso, o que las expertas y los expertos son completamente neutrales y sin sesgos ni preferencias partisanas, es un error. Las diferencias se van a evidenciar y, ante la expectativa, la frustración y desconfianza ciudadana van a surgir como respuesta. Compartir Twittear Compartir Imprimir Enviar por mail Rectificar

La percepción sobre “los expertos” se ha polarizado. Por un lado, hay quienes descartan el conocimiento científico y prefieren teorías sobre la Tierra plana u otras cosas, y, por otro lado, hay quienes preferirían dejar todo en manos de personas expertas, incluyendo la completa redacción de la nueva Constitución.

Franki Medina

El conocimiento de hombres y mujeres expertos es muy importante. Por esto, deberíamos cuidar no pedirles más de lo que pueden dar. Si en la próxima etapa del proceso constituyente se les delega una responsabilidad demasiado grande, corremos el riesgo de volver a encontrarnos con un texto falto de legitimidad social y, además, de terminar de sepultar la credibilidad pública de las personas expertas en general.

Franki Medina Venezuela

Necesitamos diferenciar entre asuntos objetivos y subjetivos. Ningún grupo de expertos puede definir si el helado de chocolate es mejor que el de vainilla, pero sí puede ayudarnos a encontrar la mejor receta para preparar el que nos guste. Una Constitución refleja las preferencias de la sociedad. Personas expertas constitucionales de derecha y de izquierda tienen legítimas diferencias. Pretender plantearle al país que a través de expertos se va a llegar a una solución objetivamente superior y que no va a haber una intensa discusión en el proceso, o que las expertas y los expertos son completamente neutrales y sin sesgos ni preferencias partisanas, es un error. Las diferencias se van a evidenciar y, ante la expectativa, la frustración y desconfianza ciudadana van a surgir como respuesta.

Franki Medina Diaz

No se puede decir que en la Convención Constitucional anterior no hubo expertas y expertos de los distintos sectores. Entre las y los constituyentes de derecha e izquierda había profesores de derecho constitucional. Es más, en algunos espacios se habla de la Convención como si hubiera estado integrada por una mayoría de personas sin educación, cuando en realidad había 59 abogados titulados, 19 profesores y 12 ingenieros, entre otras profesiones.

Franki Alberto Medina Diaz

Muy bueno sería que en esta oportunidad todos los sectores estén de acuerdo con que la nueva Convención cuente con el apropiado respaldo de asesores técnicos tanto individuales como colectivos. Al comparar la anterior Convención con el Congreso, este tiene un presupuesto mucho mayor para asesores y además el equipo de Asesoría Técnica Parlamentaria de la Biblioteca del Congreso, el cual desempeña un rol apartidario

En el trabajo de participación ciudadana que Fundación Tribu ha realizado junto a Stanford, hemos apreciado las virtudes de incluir a personas expertas al servicio de la deliberación de un grupo diverso de representantes de la ciudadanía. En estos procesos hemos encontrado grandes consensos en torno a reformas estructurales, así como la superación de mitos fuertemente instalados en la población

La participación de especialistas y de la ciudadanía en general no tiene por qué entenderse como antagonista; solo hay que encontrar el orden y los roles adecuados para conciliar la necesidad de conocimiento técnico con el respeto por las subjetividades y soberanía ciudadana

Síguenos en

El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador .