Negocios

Ucrania: retiro de minas con ayuda de Alemania

(ng/ers)

“La paz y la tranquilidad del bosque de Browary son engañosas”, dice a DW Mairi Cunningham. Las minas se encuentran allí desde que se produjeron intensos combates a finales de marzo. El ejército ucraniano pudo hacer retroceder, en ese entonces, el avance de los tanques rusos sobre la capital, Kiev, pero las minas permanecieron.  

 “La amenaza es omnipresente y mortal”, indica Cunningham. Dirige el programa de Ucrania de Halo Trust, la mayor organización benéfica de retiro de minas terrestres del mundo. “Aquí en Browary ya hemos podido despejar algunas zonas, por lo que la gente puede volver a la normalidad hasta cierto punto. Pero la magnitud del problema es enorme”, agrega.

Los 480 empleados actuales de Halo Trust trabajan metro a metro con detectores de metales, elaborando mapas, desactivando minas y trampas explosivas. El año que viene, Halo Trust pretende emplear a 1.200 personas en Ucrania. “Nuestro equipo ucraniano está extremadamente comprometido con el avance de la reconstrucción del país, a pesar de la guerra en curso. Pero este trabajo no puede llevarse a cabo sin el apoyo internacional”, dice Cunningham.

Fondos de Alemania, pero ¿cuánto?  “La ayuda financiera de Alemania desempeña un papel fundamental”, explica Cunningham. Este año, Alemania ha aportado seis millones de euros para Halo Trust en Ucrania. ¿Con cuánta ayuda puede contar Ucrania en el futuro? DW hizo varias consultas al Ministerio de Asuntos Exteriores alemán que siguen sin respuesta.  

La ministra de Asuntos Exteriores, Annalena Baerbock, visitó a mediados de septiembre un campo de minas cerca de Kiev, que está siendo limpiado por Halo Trust con el apoyo de Alemania. “Es importante que aquí la vida pueda continuar”, sostuvo Baerbock.

“En este momento, nuestros desminadores están trabajando en las regiones de Bucha y Chernigov”, nos dice Tymur Pistriuha, jefe de la “Asociación de Desminadores de Ucrania“, una pequeña ONG. Le gustaría contratar más personal, pero los fondos son limitados.  

Dice que espera que el gobierno alemán apoye no solo a las grandes organizaciones internacionales como Halo Trust, sino también a pequeñas ONG ucranianas como la suya. Pone como ejemplo que sus desminadores carecen de detectores de metales, y los mejores se fabrican en Alemania. Le gustaría tener algunos de estos o incluso vehículos robot para desactivar minas.   

El robot “TeodorOrganizaciones humanitarias como la Asociación Ucraniana de Desminadores o Halo Trust limpian las minas en las zonas donde ya no hay combates. Alemania quiere apoyar a Ucrania y para ello unos 20 soldados ucranianos acudirán a la escuela de defensa contra explosivos del Ejército alemán, para recibir formación. Según la ministra de Defensa, Christine Lambrecht (SPD), la idea es también proporcionar material “para que Ucrania pueda librar esta batalla contra este repugnante uso de armas, concretamente minas y trampas explosivas”. 

El robot Teodor puede desactivar minas con su brazo de agarre.

Pero hasta el momento no está claro qué material se está suministrando. Por razones de seguridad, no se pueden dar detalles, dijo un portavoz del ejército a DW. Hasta ahora, el gobierno alemán solo ha anunciado la entrega de cuatro dispositivos de desminado por control remoto a Ucrania.  

Podría ser el robot teledirigido “Teodor“, que tiene el tamaño de un autoscooter y puede sujetar objetos de hasta 100 kilos con su brazo de agarre. Con un chorro de agua a alta presión, una pistola de pernos o una escopeta, puede hacer inofensivos los artefactos explosivos. Una capacidad que los desminadores de Ucrania podrían aprovechar.

(ng/ers)